Últimas Noticias
Cargando...
jueves, 1 de agosto de 2013

Fue un martes bastante fresco de julio. Un día más de la semana rutinaria para todos, o la mayoría. Para mi, no lo fue. Pasado el medidía, salí del laburo, cansado y con la típica fiaca siestera pidiendo cama. Sin embargo el nerviosismo me invadía. Me tomé el bondi y fui rumbo a Nueva Italia. Sebastián Albornoz, otro "loco" historiador del fútbol como yo, me había invitado a ir con él a la casa de Carlos Videla.

Ricardo y Carlos Videla
Algunos quizá no sepan a la casa de quién iba. A varios les bastará con mirar la foto para darse cuenta. Otros lo habrán sentido nombrar y si les digo que jugó en Racing allá por fines la década del 50 y toda la del 60, se darán cuenta. Para el resto les digo que vistiendo la celeste y blanca jugó más de 250 partidos y siendo defensor central, anotó 14 goles. Para más datos, fue capitán del primer equipo cordobés en jugar en AFA (Racing en el Promocional 67). Salió campeón argentino con el seleccionado de la Liga Cordobesa en el 58 y en el 62. Con La Acadé se consagró en el Preparación 58. Un año más tarde, precisamente el 6 de Septiembre de 1959 anotó su primer gol ante Juniors. ese mismo torneo, luchó por no descender hasta el último segundo, cuando Solves anotó el gol de la victoria a los 97 minutos. Volvió en el 62 y por primera vez en su historia Racing salió campeón del Oficial con los hermanos Videla. Quedaría el sabor amargo de haber salido subcampeón del Iniciación y de haber perdido ante Lavalle la final del Competencia, ese mismo año. Lo mejor lo viviría en 1965 cuando La Academia se transformó en el Supercampeón cordobés. Ese año, Racing ganó todas las competencias oficiales organizadas por la Liga. Pero eso todavía no es nada, en 1967 fue el mejor del Clasificación y en la final ante Instituto con gol de Solves, el albiceleste logró el derecho de ser el primero en jugar en AFA.

Carlos Alberto Videla nació el 10 de Junio de 1939 y actualmente tiene 74 años. En su época de jugador le decían "El Negro" y junto a su hermano Ricardo Hugo "El Pelusa" son de las glorias máximas, no sólo de Racing sino del fútbol y el deporte cordobés. Viajaba a su casa con toda esta información dándome vuelta por la cabeza. Nunca lo vi jugar, pero me contaron desde chico lo que él significaba. Todo el camino me la pasé pensando qué iba a preguntarle. Llegué a su casa y me conmovió la primer sorpresa de la extensa tarde. Carlos nos recibió sentado en una silla de ruedas. Era algo de lo que yo no estaba al tanto. En ese lugar se respiraba la historia del fútbol. Era como un túnel en el tiempo. Como volver a vivir 50 años atrás. Decenas de plaquetas colgadas en la pared, fotos desparramadas por la mesa. Y todo se inicia con una palabra mágica. "Racing". Eso es como el botón "iniciar" para Carlos que da arranque a su historia. Sus ojos se iluminan, sus manos explican todo, su voz emociona. Él comenzó a hablar y a contarnos de su vida como jugador, anécdotas increíbles, historias de partidos importantes. No me dejaba de sorprender la claridad con que recordaba cada momento, cada nombre, cada jugada. Lo que él y lo que los otros hacían. Sabía los nombres y los apodos de todos los jugadores de la Liga. Pasaron 50 años desde que dejó de jugar pero para él todo es como si hubiese sido ayer.

A pesar de su actual discapacidad, Carlos sigue siendo "El Negro". La memoria lo lleva a los 60, a jugar de nuevo. La silla de ruedas ya no existe, el se venda y lentamente se pone las medias por encima de las enormes canilleras. "Esa es de cuando salimos campeones en el 62. Es de piqué. No sabes lo que pesaba cuando te echabas un par de piques" rememora señalando una de sus camisetas, que después de mucho tiempo, vuelve a ponerse. Se calza los cortos y deja sin atar los Sacachispas. Ya no está en el living de su casa. Se siente en el medio del verde césped. Atrás, en el arco, está Jover. De reojo, lo ve a con las manos en la cintura a Loureiro a su izquierda. Delante de él, a lo ancho del terreno Alcaraz, Márquez y Carballo. Más adelante están Solves, Molina, Soto y Mazzochi. También está el que nunca falta en sus viajes al pasado. El que más lejos de él está en la cancha, pero más cerca en su corazón, su hermano Ricardo.


Un "Aguante La Academia" bien fuerte, nos vuelve a la realidad. La frase la dijo su esposa que mientras nos sirvía un café con galletas. Racing es su vida, no sólo la de Carlos, sino la de toda su familia. Antes de volver a viajar en el tiempo, "El Negro" reflexiona y le lastima la actualidad del club. "Cómo pudieron haberle hecho tan mal a un club con tanta gente e historia". "Hace tiempo no escucho los partidos, porque me hace muy mal". Y nos dimos cuenta en ese momento que lo decía de todo corazón. Carlos no sólo fue un jugador de Racing. Fue uno de los que puso su vida en el club. "Todos trabajábamos de otra cosa, no nos alcanzaba con jugar". "Cuando terminaba el torneo acá teníamos que irnos al interior porque allá se ganaba más".

Él siguió hablando y contándonos. Nos cedió sus fotos y nos nombraba quiénes aparecían en ellas, se acordaba de algo y volvía a contar otra anécdota. Me sorprendía mucho la capacidad de retención y de que se acordara de todo. "El fútbol era mi vida y me acuerdo de casi todo". Cada palabra era única, cada historia también. Pero hubo una frase que me quedó retumbando en el corazón:
"Yo daría mi vida por volver a entrar a la cancha por el túnel". Desde que lo dijo, no paré de pensar en eso ni un momento. Tanto que él le dio al fútbol, a Racing y a nosotros. Cuan difícil sería lograr cumplir su deseo después de haber dejado escrita su categoría de ídolo en cada rincón de Nueva Italia. No se si está al alcance de mis manos o de otros, poder cumplirlo. Pero lo que sí se, es que alguien lo lograría. Quizá sirva a modo de devolver un poco de lo que debemos.
Sebastián junto a Carlos Videla. (Foto: Facebook).
No quería terminar sin antes agradecer a Carlos y su familia, por la atención de lujo, el tiempo, la disposición y el material que nos brindaron.



7 comentarios:

  1. TU ABUELO LO VIVIO Y EN ESE GOL DE SOLVES A LOS 97 MINUTOS TIRO A TU TIO CARLITOS POR LOS AIRES Y LO AGARRO OTRO HINCHA ANTES DE QUE SE GOLPEARA CONTRA EL PISO Y EL SE DESMAYO.MUY LINDA LA NOTA ANTES SI SE JUGABA POR LOS COLORES.OJALA SE PUDIERA CUMPLIR ESE ULTIMO SUEÑO.

    ResponderEliminar
  2. TUVE EL ORGULLO DE VERLOS JUGAR A LOS DOS UN MONTÓN DE PARTIDOS HASTA SU RETIRO...ERAN UN LUJO , CADA UNO EN SU PUESTO. CARLITOS, NO TENÍA COMPARACIÓN.ERA UNA MEZCLA RARA DE ROBERTO PERFUMO CON FRANZ BENKEBAUER ( https://www.facebook.com/pages/Franz-Bekenbauer/255423084472455?fref=ts,).. QUIZÁS LOS DOS MEJORES MARCADORES CENTRALES DEL FÚTBOL MUNDIAL ... GRACIAS A ELLOS, Y ESE EQUIPO GLORIOSO CON JOVER...CARLOS VIDELA Y LOUREIRO...ALCARÁZ, MÁRQUEZ Y CARBALLO; CORTÉZ, MOLINA, SOTO , RICARDO VIDELA Y MAZZOCHI.......ME HICE DE RACING HASTA LA MUERTE !!. GRACIAS A TODOS....Gracias a los Videla !!

    ResponderEliminar
  3. Que lindo sería hacerle un homenaje a este verdadero ídolo del club. Muy linda nota.

    ResponderEliminar
  4. hola gente es aparte de un excelente jugador una gran persona ... tanto el como el PELUSA ( MI PADRINO ) tanto queria a racing y al futbol de CORDOBA .... que sus ultimas palabras para mi fueron , que bien que anda el chico ese de belgrano... Matias Suarez....tenia cuatro partidos jugados y el ya sabia que ese chico, andaria bien ... que recuerdo gracias a los videla por hacerme de RACING a muerteeeeeeeee.......

    ResponderEliminar
  5. Grande Maestro !!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Mi abuelo fue y sigue siendo un grande, la verdad es que es muy triste ir a su casa y verlo en esa silla de ruedas, pero él todavía sigue guardando cada foto, cada diario, cada recuerdo de cuando jugaba. Y aparte de un gran jugador, él fue director técnico en racing, cuando ya no podía jugar. En esta nota hay muchas verdades pero tadavía quedan muchísimas historias super interesantes que contar, como cuando estuvo con perón, por ejemplo. Mi abuelo siempre quiso volvera jugar, de vez en cuando va, con sus ex compañeros de equipo,a comer asado en la cancha. Y sería muy lindo si le pudieran hacer otro reportaje, es más justo ayer estabamos viendo fotos de cuando jugaba, y él mientras te cuenta derrama lágrimas al recordar todo. Ya que fueron a hacerle un reportaje, saben donde vive, cuando puedan, por favor vayan a hacerle otro, él con gusto los recibe y les va acontar más historias que los van a hacer llorar

    ResponderEliminar